Este es el año. Las nuevas consolas se acercan. Los jugadores más veteranos llevan tiempo esperándolo, impacientes. Consciente de la situación, la máquina de hacer rumores de la Next-Gen avanza imparable.

Las grandes compañías, desde lo más alto de la montaña, recogen con cuidado un puñado de nieve. Le dan forma, lo moldean. Suavemente, lo dejan caer ladera abajo…

Nintendo golpea primero y su consola ya está disponible desde Navidades. Sin embargo, la jugada no parece funcionar. Un salto al online y las comunidades con poca convicción. Graficamente, no mejora lo existente en el mercado y ofrece alta definición tarde y sin sorprender. Con la vieja Wii en casi todas las casas, sus franquicias no parece que puedan ser suficiente justificación de compra (sucedió con la GameCube). Sin rumbo aparente, su nuevo mando-tablet pretende convertir WiiU en los nuevos Juegos Reunidos Geyper mientras que a la vez, intenta contentar al jugón clásico con exclusividades como Bayonetta, en un torpe movimiento por ganar y mantener audiencia.

La bola gana volumen. Aumenta de tamaño a medida que avanza en su caída.

Sony ha confirmado un evento de presentación para el día 20, donde supuestamente descubrirá la PS4. La reputada revista Edge filtra un nuevo mando con zona táctil y comunicación directa con las redes sociales gracias a un botón exclusivo para ello. El streaming cobrará protagonismo. Entre otras cosas, será capaz de grabar la partida mientras se juega y compartirla. Se expecula con una arquitectura de PC y especificaciones que deberían mantener 60 frames estables a 1080p (en espera de ver lo que pasa con las nuevas pantallas 4K) a un precio de salida muy competitivo, 400$. Mientras tanto, continúan las especulaciones, con patentes de tabletamandos 3D y prototipos alfa fotografiados.
Con-trol-ler
Tabletamando Eyepad

De un tamaño considerable, la bola se precipita por un barranco hacia el vacio, mientras continua su descenso imparable.

Kotaku revela información sobre la nueva XBOX de Microsoft. La supuesta filtración aventura un Kinect hipervitaminado de serie y de activación obligatoria (autodetección de jugadores y no jugadores en la sala, Gran Hermano te vigila), que reconoce expresiones faciales y movimiento de los dedos. Instalación invisible pero obligatoria en sus 500GB de serie que permitirá simultanear la acción entre juegos y/o aplicaciones. Nuevo mando sin demasiados cambios y la confirmación de que Smartglass llegó para quedarse. Edge por su parte, consigue poner los pelos de punta a la comunidad, asegurando que la nueva consola de nombre clave Durango requerirá conexión continua a internet y acabará con el mercado de segundamano. La noticia no es nueva. En el fondo, otro globo sonda que indigna a la comunidad y golpea con fuerza los foros.
Minority Xbox

La bola desaparece en el vacio. Su tamaño disminuye a medida que le devora la nada y la perdemos de vista.

Aparecen nuevos contendientes. Ouya nacida de un proyecto kickstarter ya está en marcha. Basada en Android, su intención es llevar los juegos de móvil y tablet a la TV para jugarlos con mando. Plataforma interesante para indies y pequeños estudios. Sus 99$ para Junio son tentadores, pero tiene mucho que demostrar y la filosofía consumista modelo smartphone que quiere presentar una nueva revisión cada año es peligrosa.
Valve con Steam ha entendido muy bien al jugador y ha conseguido consolidar e incluso ampliar el mercado de los PCs como plataforma de videojuegos, siempre un paso por delante con sus multichips gráficos y sus cpus con muchinúcleos. Aún sin fecha, Steambox es un prototipo que quiere llevar su filosofía a los televisores de salón. Y viendo que cada vez más gente está volviendo al PC con Steam y sus ofertas, las tres grandes no deberían confiarse demasiado.

De una u otra forma, todas apuestan por las pantallas táctiles adicionales, la conexión online, los contenidos multimedia, las redes sociales y, en definitiva, el comienzo del fin para el formato físico en favor del digital (y su consecuente repercusión en la segunda mano y las tiendas físicas). Muchas preguntas y especulaciones que dan más miedo que esperanza cuando todavía esta empezando el año. En el E3 despejaremos todas las dudas y haremos balance.

Mientras tanto, alguien, en lo alto de la montaña, se vuelve a asomar y observa. Lentamente, recoge un puñado de nieve y valora la distancia. Se inclina mientras lo da forma con sus manos. Con un leve gesto, indiferente, lo deja caer ladera abajo…

Anuncios