Todavía bajo la resaca pos WWDC de Apple, ataca Google con su I/O del 2014, más torpe pero también jugoso de contenido.

Este año, las conferencias de las dos empresas que quieren marcar tendencia tecnológica dejan cierto regusto agridulce en el paladar. Dulce, emocionante y optimista por la cantidad de posibilidades, giros, nuevas líneas de trabajo presentadas. Agrio por la poca capacidad de avanzar sin copiar  fisgonear en la agenda del competidor. Los dos gigantes no sólo están dividiendo y polarizando el mercado, parecen estar llevándolo hacia un mismo objetivo en un pacto no escrito por converger pero no estandarizar. No nos malinterpretemos. La competencia es una necesidad para el avance tecnológico, un buen estímulo para la innovación. El problema aparece cuando genera precisamente el efecto contrario. El estancamiento. La terrible conformidad.

A mi bola
Antes con Steve Jobs todo era mejor

Android L vs iOS 8

Inspirandose en un tercero con peor suerte (Windows Phone), los dos sistemas operativos lavan su cara, limpian su interfaz minimalista y mejoran en los mismos aspectos de potencia y seguridad. Apple cede y mejora sus notificaciones y la intercomunicación entre apps. Google confirma que el camino a seguir es mediante arquitectura de 64 bits. Polaridad y convergencia.

Android TV vs Apple TV

Google no quiere perder la guerra por la televisión y vuelve a la carga. Centro multimedia con canales de tv y juegos que pretende competir con un fantasma, el rumoreado nuevo Apple TV. Polaridad y convergencia. En las sombras, Amazon TV, el otro aspirante al título que sin embargo no quiere salir de su mercado Norteamericano.

Android Wear vs iWatch

Los relojes inteligentes siguen en boca de todos y en la muñeca de ninguno. Google anuncia modelos y un sistema operativo personalizado. Quién golpea primero, golpea más fuerte, parece pensar. De nuevo, un intento por adelantarse a un fantasma cada vez más cercano que atemoriza a todos, el iWatch. Polaridad y convergencia.

Android Auto vs Carplay

Controles de voz para que nuestro móvil guíe y utilice la pantalla del coche como una prolongación de la suya. Convergencia y posible polaridad.

Google Drive vs iCloud

Cuanto más se empeñan en que utilicemos su almacén virtual de pago, cuantas más ventajas le veo, sin embargo, más me opongo al uso de la nube. De nuevo, sospechosa convergencia y conveniente polaridad.

Chrome OS vs Mac OS

Los sistemas operativos de escritorio se entienden con sus móviles y tablets, prolongan la edición de documentos, trasfieren llamadas, intercambian mensajería y facilitan los flujos de trabajo. Evidentemente, cada equipo con los respectivos de su familia. Polaridad y convergencia.

Google Fit vs Healthkit

Lo hacen por tu bien. Dos aplicaciones que centralizan tus registros de actividad, hábitos de salud y posibles informes médicos. Polaridad compartida con los gadgets y relojes deportivos de moda. Convergencia de conveniencia.

??? vs Homekit

El reciente movimiento de Apple a favor de la domótica no ha dejado margen de maniobra. Aunque desprevenidos, la compra del termostato inteligente Nest sin duda ya tenía un papel en el plan estratégico de Google para terminar de invadir nuestras casas. Todavía queda mucho por ver y Septiembre puede ser una fecha clave si Apple presenta nuevo hardware para alimentar y controlar los datos de su Homekit. Una vez más, polaridad y más que posible convergencia.

La nueva Apple no duda en cambiar política y estrategias, abrirse a terceros o cerrarse aún más si lo considera necesario. Google ha adquirido dimensiones tan gigantescas que compra y vende compañías con cada parpadeo y tras su estela androide arrastra al resto de terceros.  Esperemos que las miradas de soslayo entre los dos, sus mutuas “inspiraciones” sirvan para motivarse aún más y no estancarse en su podio compartido. De otro modo, nos perderíamos locuras tan geniales como la Cardboard de Google para acercar la realidad virtual a cualquier hogar. Como usuarios, pagamos precios muy altos. Los beneficios y avances también deberían serlo.

Anuncios