Buscar

a veces me pixelo

Etiqueta

Google

Avances tecnológicos: Déjame echar un vistazo…

Todavía bajo la resaca pos WWDC de Apple, ataca Google con su I/O del 2014, más torpe pero también jugoso de contenido.

Este año, las conferencias de las dos empresas que quieren marcar tendencia tecnológica dejan cierto regusto agridulce en el paladar. Dulce, emocionante y optimista por la cantidad de posibilidades, giros, nuevas líneas de trabajo presentadas. Agrio por la poca capacidad de avanzar sin copiar  fisgonear en la agenda del competidor. Los dos gigantes no sólo están dividiendo y polarizando el mercado, parecen estar llevándolo hacia un mismo objetivo en un pacto no escrito por converger pero no estandarizar. No nos malinterpretemos. La competencia es una necesidad para el avance tecnológico, un buen estímulo para la innovación. El problema aparece cuando genera precisamente el efecto contrario. El estancamiento. La terrible conformidad.

A mi bola
Antes con Steve Jobs todo era mejor

Android L vs iOS 8

Inspirandose en un tercero con peor suerte (Windows Phone), los dos sistemas operativos lavan su cara, limpian su interfaz minimalista y mejoran en los mismos aspectos de potencia y seguridad. Apple cede y mejora sus notificaciones y la intercomunicación entre apps. Google confirma que el camino a seguir es mediante arquitectura de 64 bits. Polaridad y convergencia.

Android TV vs Apple TV

Google no quiere perder la guerra por la televisión y vuelve a la carga. Centro multimedia con canales de tv y juegos que pretende competir con un fantasma, el rumoreado nuevo Apple TV. Polaridad y convergencia. En las sombras, Amazon TV, el otro aspirante al título que sin embargo no quiere salir de su mercado Norteamericano.

Android Wear vs iWatch

Los relojes inteligentes siguen en boca de todos y en la muñeca de ninguno. Google anuncia modelos y un sistema operativo personalizado. Quién golpea primero, golpea más fuerte, parece pensar. De nuevo, un intento por adelantarse a un fantasma cada vez más cercano que atemoriza a todos, el iWatch. Polaridad y convergencia.

Android Auto vs Carplay

Controles de voz para que nuestro móvil guíe y utilice la pantalla del coche como una prolongación de la suya. Convergencia y posible polaridad.

Google Drive vs iCloud

Cuanto más se empeñan en que utilicemos su almacén virtual de pago, cuantas más ventajas le veo, sin embargo, más me opongo al uso de la nube. De nuevo, sospechosa convergencia y conveniente polaridad.

Chrome OS vs Mac OS

Los sistemas operativos de escritorio se entienden con sus móviles y tablets, prolongan la edición de documentos, trasfieren llamadas, intercambian mensajería y facilitan los flujos de trabajo. Evidentemente, cada equipo con los respectivos de su familia. Polaridad y convergencia.

Google Fit vs Healthkit

Lo hacen por tu bien. Dos aplicaciones que centralizan tus registros de actividad, hábitos de salud y posibles informes médicos. Polaridad compartida con los gadgets y relojes deportivos de moda. Convergencia de conveniencia.

??? vs Homekit

El reciente movimiento de Apple a favor de la domótica no ha dejado margen de maniobra. Aunque desprevenidos, la compra del termostato inteligente Nest sin duda ya tenía un papel en el plan estratégico de Google para terminar de invadir nuestras casas. Todavía queda mucho por ver y Septiembre puede ser una fecha clave si Apple presenta nuevo hardware para alimentar y controlar los datos de su Homekit. Una vez más, polaridad y más que posible convergencia.

La nueva Apple no duda en cambiar política y estrategias, abrirse a terceros o cerrarse aún más si lo considera necesario. Google ha adquirido dimensiones tan gigantescas que compra y vende compañías con cada parpadeo y tras su estela androide arrastra al resto de terceros.  Esperemos que las miradas de soslayo entre los dos, sus mutuas “inspiraciones” sirvan para motivarse aún más y no estancarse en su podio compartido. De otro modo, nos perderíamos locuras tan geniales como la Cardboard de Google para acercar la realidad virtual a cualquier hogar. Como usuarios, pagamos precios muy altos. Los beneficios y avances también deberían serlo.

Y esta caja negra es internet…

Es una guerra. Y ya la hemos perdido antes de comenzar. Últimamente observo cómo mi navegador alberga cada vez más extensiones y complementos destinados a evitar, o por lo menos limitar, el seguimiento de mis búsquedas, los datos personales e historiales de navegación. El mercadeo de datos de usuarios, la personalización de anuncios, son prácticas que me resultan cada vez más molestas e incómodas. Pequeños parches como Do not track me, Adblock PlusDuckDuckGo son verdades a medias contra la punta visible de un iceberg que conforman gigantes como Google, Amazon o EBay con quienes seudónimos y nicks no funcionan. Aunque sepamos con certeza que existen infinitos universos paralelos sin internet, doy por hecho que distintas compañias estarán haciendo lo mismo con diferentes recursos. Y sin embargo, debemos intentarlo. La ignorancia, o peor aún, la indiferencia son nuestro peor enemigo.

En la mayoría de los casos, el sentido común evita que asomados a la ventana gritemos a nuestros vecinos el número de cuenta bancaria, pero no parece funcionar a la hora de difundir por la red fotos de nuestros hijos o nuestro calendario vacacional. Ojalá internet estuviera en una caja negra, cerrada, en manos de un par de geeks de dudosa salud mental. Estaríamos más seguros.

20140205-190606.jpg

Google disipa las dudas. Adiós, Motorola.

20140130-225053.jpg

Ya no hay misterio, dudas ni cábalas. Con el cigarrillo pegado al labio, desafiando a la gravedad, Bogart no lo diría mejor: Nena, sólo te quería por tus patentes.

En un nuevo movimiento que pocos alcanzan a comprender, Google se deshace por menos de 3. 000 millones de dólares de la compañía de teléfonos por la que pagó más de 12.000. Y lo hace, en los brazos de Lenovo. Como quien abandona una caña a medio terminar, un plato de aceitunas con sus huesos, o el barquillo del helado al que todavía le queda el fondo de chocolate.

Decepción para los que esperaban un Nexus propio montado por Motorola y alivio para algún que otro fabricante externo. Noticia inesperada, aunque me sigue sorprendiendo más la imparable vorágine autodestructiva que ellos mismos siguen alimentando. Su percepción como empresa ante el gran público es una imagen que la propia Google sigue deformando y extendiéndo como fuego por el caballo de Atila. Nadie olvida el asesinato de Google Reader, nadie comparte la obsesión por Google+ y el gran público empieza a ser consciente del precio que paga por utilizar sus servicios. Buenos, sí, pero cada vez más intrusivos. Con cada nuevo movimiento, su cola de diablo gana un par de centímetros más. Imaginaria o no, visualizarla empieza a ser un acto contagioso, difícil de disimular y muy difícil de contener.

Cierre

Los otros indignados

No acampan en plazas. No portan pancartas. No piden explicaciones ni exigen soluciones. Los otros indignados sólo se quejan. En foros, en conversaciones de cafetería o en trayectos cortos de metro.

  • Whatsapp, la aplicacion vende-smartphones, se ha vuelto de pago en Android tras el paso del primer año de uso. Un éxodo masivo hacia Line ha sido la respuesta, pero los comentarios y quejas no cesan últimamente. Me parece bien. Cada uno es muy libre de utilizar o dejar de usar cualquier aplicación por la razón que sea. Lo que no entiendo es la procesión de quejas, indignaciones y plañidos gratuitos. He oído argumentos de todo tipo para no pagar los 89 céntimos de la discordia, cuando en el fondo, no es un problema de dinero (sobre todo cuando los más ruidosos son los que mayores permanencias y terminales mas caros han adquirido). Es un problema cultural y un síntoma de algunos de los muchos males del país. Un país donde cuesta reconocer el trabajo de los demás, donde apenas existe el hábito de pagar lo que es justo por un servicio útil o un trabajo bien hecho. Donde es preferible malgastar varias horas (como si no tuvieran valor) en intentar piratear un equipo y un software simplemente por evitar el acto de pagar.

  • Google da carpetazo a su lector de feeds. Google Reader desaparecerá en julio y en este caso el movimiento de masas parece que se está produciendo hacia Feedly. Es otro caso que también esta generando cierta polémica que convendría matizar. Todavía hay quien cree en la buena voluntad y el samaritanismo del gigante de la red, cuando el precio real que pagamos por el uso de esas aplicaciones "gratuitas" a esta enmascarada gran agencia de publicidad es la cesión de nuestros datos en forma de hábitos y estadísticas de navegación (por no hablar de la información que manejamos en el correo). Y aunque tampoco me parece mal, siempre y cuando seamos conscientes de ello, sigo sin entender las quejas cuando existen alternativas tambien "gratuitas" y Google está en su derecho de quitar lo que había cedido voluntariamente. Es el precio que hay que pagar por la gratuidad. Ahí queda, sin embargo, un borrón y una acción que sin duda generará desconfianza con las nuevas aplicaciones que sigue sacando para satisfacer sus intereses empresariales hacernos la vida más fácil.

Consejos para nuevos Androides

Las posibilidades que ofrece Android, sus opciones, configuraciones y menús son tantos, que pueden llegar a asustar, o peor todavía, directamente ignorarlos. En una primera toma de contacto, el usuario medio abraza la libertad del sistema y sus aplicaciones con total ingenuidad, lo que en ocasiones hace que el resultado pueda ser peor que dejarnos la puerta del coche abierta, repostar gasolina en vez de diesel o realizar los trayectos siempre en segunda. A continuación, sin entrar en muchos detalles, varios consejos básicos.

Android-06

Consejo 1: La cuenta de Google sirve para algo más que acceder al Market y descargar aplicaciones. Aprovechate de ella y sincroniza , por lo menos, los contactos. Es un método de  backup muy útil.

Consejo 2: Bloquea tu android. Ahora el teléfono es la puerta de acceso a tu correo y datos personales. Si lo pierdes, cambia todas tus contraseñas. Tener el terminal bloqueado con un patrón o un código numérico te hará ganar tiempo.

Consejo 3: Desactiva GPS, Blutooth y wifi si no los usas. Es muy rápido hacerlo con los accesos directos o el centro de notificaciones y ahorrarás batería.

Consejo 4: No abuses de los widgets. Son bonitos, sí, pero consumen recursos y si no tienes un terminal de gama media – alta, terminarán ralentizando el sistema.

Consejo 5: ¿Problemas?, ¿inestabilidad?, ¿fallos? Reinicia, reinicia y reinicia. Si no se resuelve puede que tengas que hacer un Hard-Reset y dejarlo como recién salido de fábrica. De hecho es probable que tengas que hacerlo cada cierto tiempo.

Consejo 6: Además de un juguete tienes una herramienta muy útil en las manos. Infórmate y plantea dudas concretas a tu amigo el arregla-órdenadores. Te agradecerá el trabajo previo y todos los detalles que le puedas adelantar.

En la siguiente entrega, otros 6 consejos, pero avanzados. Culturilla general por vuestro bien. Y el del amigo arregla-ordenadores.

Google y Apple. Te quiero pero te odio.

Acaba de aparecer la esperada e impresionante Google Maps para iOS. Y la respuesta no podría ser de otra manera. Avalancha de descargas para alviar el desastre que organizó Apple eliminando la antigua aplicación de Google y sustituyendola por la suya, inacabada, errática y torpe.

Bajo las nuevas ordenes de Tim Cook, la manzanita está más tocapelotas que nunca. Eliminan Youtube, se precipitan con los nuevos mapas, adelantan fechas de salida… pero nada es casual. Al igual que nada es casual en el plan maestro del otro mastodonte tecnológico. Google vive de los servicios. Vive de la publicidad. Vive de nuestra información. Para ellos, más que el enemigo competidor, Apple  es otro aliado conveniente. Otra plataforma con la extender su red mediática. Recordemos que Google no lanza sus Nexus al mercado para perpetuar su sistema operativo, sino su buscador, sus mapas, sus servicios, en decir, su fuente de información, y en definitiva, su fuente de ingresos.

Se quieren, se odian, pero se necesitan mutuamente. Tú me amplias el mercado y yo te doy aplicaciones y servicios potentes. Apple no es el mal. Google no es el diablo. Pero digamos que entre los dos se reparten el Infierno.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑