La realidad es una interpretación subjetiva, una representación de nuestro entorno tras la percepción de unos pocos estímulos de entre los muchos existentes. El color, por ejemplo, no deja de ser una invención del cerebro humano. Por si no tuviéramos suficiente, todo lo que existe por encima del rojo y por debajo del violeta se conoce como el espectro de luz no visible, porque, efectivamente, no lo puedes ver.  Ahí se esconden otras ondas electromagnéticas como los infrarrojos, microondas o los rayos gamma, términos familiares de la ci-fi, también invisibles aunque perceptibles.

No puedes verlo pero las realidades alternativas y los universos paralelos siempre han estado ahí. A no ser que seas de otro planeta o abras las puertas de la percepción… Pero esa es otra historia que deberá ser contada en otro ocasión.

 

Anuncios